jueves, 8 de octubre de 2015

Reseña: Sense8 (1ª temporada)


Sense8 es una serie que tarde o temprano acabaría viendo porque es de ciencia ficción y por la diversidad. La serie trata sobre ocho personas conectadas a lo largo y ancho del mundo (menos en Oceanía que la marginaron, pero por algún motivo que no logro entender tenemos dos personas en Estados Unidos) llamados sensate, cuya habilidad se activa cuando una misteriosa mujer se suicida. Los sensate pueden sentir lo que sienten otros sensate, comunicarse entre ellos e incluso "tomar el lugar" (meterse dentro) de otro sensate.
La serie empieza con unos cuantos estereotipos culturales: tenemos a la coreana que sabe artes marciales, al mexicano actor de telenovelas, la hindú religiosa, el keniano cuya madre sufre VIH y el estadounidense con dejes de salvador blanco. Pero rapidamente los estereotipos se convierten en solo una parte de lo que son los personajes haciendo que estos se vuelven tridimensionales. Cada uno de los ochos sensates tiene una trama individual al resto, en la que se van desarrollando como personajes y en la que interactuan con otras personas que no sean los sensates. Y es una buena técnica no poner a los sensates como los unicos personajes tridimensionales sino que cada personaje de cada trama tiene su propia personalidad y no son solo simples complementos de los protagonistas.
La serie esta escrita y dirigida (la mayor parte) por Los hermanos Wachowski (Matrix, V de Vendetta) y J. Michael Straczynski (Babylon5) por lo que muchos de sus diálogos son filosóficos y metafísicos sobre la vida, la muerte, la pintura, el amor, el cine. Y suelen utilizarse para que un personaje (normalmente un sensate) comparta una experiencia que ayude a otro cuando lo necesite. Pero lo bueno de la serie es que no se queda solo con filosofar sobre el arte sino que intenta plasmarlo con la espectacular cinematografía de las ocho ciudades mezclada con diferentes tipos de música. Y así juntar emociones y pensamientos.


Pero la serie tiene dos problemas:
El primero problema es que Sense8 es una serie "muy estadounidense", es decir, que la trama que se supone debe ser conjunta  la llevan a cabo mayoritariamente Will y Nomi, los dos estadounidenses. Parece que solo a ellos les interesa saber porque están conectados a otras personas (que si fuera mal pensada diría que son una representación de los Wachowski) y se deja mas a un lado a personajes como Capheus o Sun. Ademas de que todos hablan en ingles aunque queda implícito que a pesar de que los espectadores los oigamos en ingles ellos hablan cada uno el idioma de su país. Una verdadera pena porque el idioma debería ser parte de la diversidad de cada personaje pero claro, los estadounidenses (pobres criaturas del señor) no pueden leer subtitulos porque les da astigmatismo o algo.
El segundo problema es el personaje de Lito. Y este era uno de los motivos por los que estaba reticente con esta serie. Con el personaje de Lito en si no hay problema, sino con que Miguel Ángel Silvestre fuera el actor elegido para interpretarlo. No es que tenga algo en contra de Silvestre (aparte del hecho de que mire mucho al suelo) pero sí hay algo con lo que estoy totalmente en contra: que me pongan españoles haciendo de sudamericanos y me lo venda como diversidad. Y por algunas pequeñas escenas de Lito me supongo que no soy la única que se dio cuenta de esto. Por ejemplo, Lito menciona en el segundo episodio que sus padres son españoles pero unos capítulos mas adelante se ve el parto de Lito con sus padre con rasgos "latinos" y en un sitio con un montón de velas a la virgen de Guadalupe (que también diré que poner tantas velas en un parto en Agosto es llevar el estereotipo mexicano a limites insalubres). Ademas del extraño hecho de que todos los sensate tengan algún evento en la infancia que les haya marcado menos Lito lo que me hace suponer que tenían a un niño con "rasgos mexicanos" pero lo cambiaron por las criticas. Porque no creo que fuera por falta de tiempo pudiendo quitar a Amadita y Nomi montadoselo por cuarta vez (que ganas tengo de que EE.UU pase la adolescencia, señor)

demasiado bueno para no ser desarrollado

En resumen, la primera temporada de Sense8 es bastante buena, con un reparto diverso en cultura y sexualidad, que se podría definir como un gran piloto o el primer acto de una pelicula: Sitúa a cada personaje, el conflicto y el principio de la trama. Pero habrá que esperar a ver si la segunda temporada desarrolla mas la trama y a los villanos, y permite que todos los sensates se conecten entre si ( pasando un poco de las conexiones Nomi-Will-Riley)

4 comentarios:

  1. A mí me encanta cuando Lite dice que su padre era vasco (o los dos, no me acuerdo), que tú te quedas en plan: "joder, sí, tienes una cara de vasco... una cosa loca" XD De todas formas, el resto del reparto sí es latinoamericano, aunque me pasa como a ti, no entiendo porqué eligieron a Silvestre. A mí es un actor que ni fú ni fá, pero me ha hecho gracia su personaje.

    Y lo de que hablen en inglés me sorprendió, creía que ya habían pasado esa fase (en España ni siquiera hemos llegado, sólo hay que ver que los inmigrantes de "Mar de Plástico" hablan en español entre ellos...). En la serie de "Heroes" Hiro hablaba en japonés y nadie murió leyendo subtítulos, es más, Hiro era de los favoritos.

    A mí me dejó buen sabor de boca aunque le faltaba algo, pequeños detalles.

    SUN FOR PRESIDENT.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. espera, ¿los vascos tienen algún rasgos físico que los distinguen de los demás? Yo es que sino hablan no se identificar la zona ( y a veces ni eso).
      No si aquí no nos quedamos atrás. Mas que "Mar de Plástico" el mejor ejemplo es "Carlos, Rey Emperador", donde ninguna de las cortes europeas habla en su propio idioma. Es mas por lo poco que he podido ver, los indígenas no hablan (que puede me que equivoque y salgan hablando en algún capitulo). Me parece curioso que alguien haya pensado "no pongas a los indígenas hablando en español que queda raro" y le parezca normal que en Francisco I, Enrique VIII o el mismo Carlos I que era alemán lo hablen.
      A mi también me gusto la serie. Pero necesita mas Capheus, Lito y Sun (todos ellos for president)

      Eliminar
  2. Los estadounidenses son más cortos de miras que un boniato al vapor. Por no incluir su narcicismo excesivo al mirarse constantemente el ombligo. A Silvestre no lo trago. La contante dialéctica y la globalización del anglocentrismo lingüístico (digámoslo así) es algo que nunca entenderé. A estas, si fuese así, estaríamos hablando todos mandarín.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mandarín y el hindi lo hablan solo (que mi ignorancia sepa) en su dos países. Seria mas "normal" que se hablara el español que es el tercero mas hablado. Pero si, a mi esta dictadura del ingles tampoco me gusta.
      Esta es una buena serie y dentro del narcisismo estadounidense intentan crear una sensación mas de humanidad como conjunto, y creo que eso es un gran avance
      Saludos

      Eliminar