lunes, 26 de diciembre de 2016

Reseña: Rogue One. Una Historia de Star Wars


No estaba muerta ni estaba de parranda. El que si murió durante unas semanas fue el ordenador aunque la ausencia durante dos meses no es su culpa. Ya tiene el pobre suficiente con haber aguantado tanto tiempo con toda la mierda que le metí. El que tiene el no-privilegio de haberme mantenido ocupada es, entre otros numerosos libros/géneros, el teatro del absurdo. Irónico considerando que si se pudiera definir este año (el anterior y probablemente el que llega) con solo una palabra esa seria absurdo.
Precisamente Rogue One puede servir de ejemplo de luchar y rebelarse contra un sistema injusto. Este filme basado en las letras que inician Una Nueva Esperanza narra la historia de como la Alianza Rebelde consigue los planos para acabar con la Estrella de la Muerte, y es gracias a un variado grupo encabezado por Jyn Erso una joven que se gana la vida como puede después de que el Imperio se llevara a su padre, la meten en la trama Cassian Andor un rebelde que esta dispuesto a todo por la causa y el droide ex-imperial K-2SO, y mas tarde se incorporan al escuadrón el guardián de un templo Jedi, Chirrut Imwe y su guardaespaldas Baze Malbus. Por ultimo pero no por ello menos importante esta Bohdi Rook un piloto desertor del imperio y miembro de la Alianza.
Aunque parezca un spin- off innecesario, Rogue One nos expande el universo Star Wars en las películas sin los Skywalkers y nos deja ver un poco mas de complejidad de la rebelión contra el Imperio. Ademas de que como película en si Rogue One es disfrutable: tiene muy buena acción, una historia original (todavía esta la Estrella de la Muerte pero por lo menos no es Episodio VII) y una ambientación logradisima.
Como se puede ver en cartel y como se ve en la película hay una buena diversidad incluso mas que en El Despertar de la fuerza. En Rogue One tenemos un reparto con dos asiáticos (uno de ellos hace el papel de ciego así que dos puntos mas para la película), dos negros y dos mestizos (Riz Ahmed y Jimmy Smits) y todos tienen varias lineas. Aun así los que mas dialogo tienen siguen siendo los personajes blancos Jyn, Cassian (si, Diego Luna es blanco. Hollywood le gusta mucho confundir nacionalidad con raza para creerse diverso. Aunque considerando quien ganó las elecciones cuantos mas mexicanos haciendo de héroes en la ficción estadounidense mejor) el padre de Jyn y el antagonista, Krennic. Y aunque la protagonista es una mujer aparte de Mon Mothma y otra senadora no hay mas personajes femeninos en la película. 
Es una película diversa pero como todo se puede mejor. Eso si, en buen camino estamos con franquicias grandes que apuestan por la inclusión demostrando que se puede tener éxito (y hacer un buen producto) sin importar el genero o la raza (sexualidad o discapacidad). Y da esperanza para un futuro mejor que es la enseñanza de la película.

Nota: 8´5/10