Reseña: The Imitation Game (Descifrando Enigma)




Ficha Técnica 

Descifrando Enigma se debería reseñar de dos formas: como película en si misma y como película biográfica. 

Como película es interesante. Cuenta la vida del excéntrico genio matemático Alan Turing que ayudo a los Aliados en la Segunda Guerra Mundial descifrando la maquina Enigma con la que los nazis se mandaban información sobre sus ataques. Alan Turing, interpretado por un brillante Benedict Cumberbatch, es contratado para descifrar Enigma pero se da cuenta de que al ser demasiada información tardarían en hacerlo con personas demasiado tiempo por lo tanto se propende crear una maquina para que sea mas rápido. 
El principal obstáculo del protagonista es el mismo, ya que Alan es tremendamente arrogante y sufre de incapacidad social. Por lo que sus compañeros de trabajo y superiores no se lo ponen fácil. Hasta que conoce a Joan Clarke, a la que ayuda a entrar en la investigación como parte de su equipo, que lo sociabiliza. Durante la película también se ven flashbacks sobre la infancia del protagonista que dan a entender como empezó su afición por los enigmas y que es homosexual, importante en la trama. 
Uno de los mejores puntos de la película es mostrar las dudas éticas y las decisiones que tienen que llevar a cabo este grupo de personas para conseguir acabar con la guerra, siempre manteniendo en vilo con imágenes reales para sentir que el trabajo que están haciendo es fundamental y tiene que ser rápido. Pero también la película se enfoca perfectamente en el desarrollo de Alan como persona.

Como película biográfica es un tanto mediocre. Para empezar el verdadero Alan Turing no era ni excéntrico ni egocéntrico ni padecía ninguna dificultad para entender las relaciones sociales humanas. Turning era un matemático tímido (y por ello tartamudeaba), divertido y que le gustaba trabajar en equipo. Un equipo que no estaba formado solamente por seis personas sino por miles de ellas.  Otro personaje distorsionado fue Joan Clarke quien no fue reclutada por Turing sino que ya estaba dentro del programa por su logros matemáticos cuando el llego. En realidad, la mayoría de los miles de especialistas en el proyecto eran mujeres. Y aunque también estuvieron prometidos, Joan y Alan no se separaron por ninguna sub-trama de un espía soviético.

La película glorifica a Alan Turing de una mala manera poniéndole en roles estereotipados como el de genio incomprendido y antisocial, y el de salvador de Joan Clarke, que por otra parte queda reducida a ser la chica de la película omitiendo el detalle de que no era la única mujer de la investigación. La cinta también dejade lado el trabajo de un montón de personas que hicieron posible el fin de la guerra.
Como película en si es bonita, solida y tiene unas maravillosas actuaciones, pero como biografía de Alan Turing deja que desear.



Comentarios

Entradas populares